Seis claves para invertir con el producto financiero de moda: los CFDs

0
147

La aparición del trading online ha generado nuevas formas de inversión, ha abierto a un público totalmente nuevo el mundo de las finanzas y, también, ha puesto en boga ciertos productos financieros relativamente novedosos en nuestro país, como, por ejemplo, los CFDs. También conocidos como Contratos por Diferencia, los CFDs son un producto derivado y over-the-counter (OTC) en el que se opera sobre la diferencia en el precio de un activo.

Hoy en día, el CFD es uno de los productos más recurrentes en la oferta de los brókeres online y, al ser un elemento que cuenta con una alta dosis de riesgo, creemos que es necesario cierta explicación sobre su naturaleza.

A continuación, comentaremos las principales ventajas de que usted negocie en línea con CFD y las claves para hacerlo con éxito en seis conceptos clave.

Riesgo

Lo primero que siempre hay que señalar a la hora de hablar de CFDs es su alto riesgo. Al ser un producto apalancado, las pérdidas de operar con Contratos por Diferencia pueden llegar a ser mayores que el capital inicial invertido.

¿Cómo es esto posible? Pues es sencillo: al no ser un producto en propiedad, lo que uno está comprando con el CFD es el valor de dicho producto durante un tiempo determinado. Lo que ocurre es que si el requerimiento inicial para abrir el contrato es, digamos, de 1.000 pesos y, en el tiempo en el que se abre el contrato el activo pierde 2.000 pesos, usted perderá más capital (2.000) que el que invirtió inicialmente (1.000).

Diversificación

Un concepto clave en cualquier tipo de inversión financiera, sea con CFDs o no, es la diversificación. De forma sencilla, podríamos definir la diversificación como el concepto de no apostar todas nuestras fichas a un único número.

Con la diversificación evitamos que una mala operación se lleve todo nuestro capital por delante o que, como ya hemos visto que puede ocurrir, una decisión errónea conlleve pérdidas de capital superior a lo que invertimos en un primer momento. Por todo ello, la diversificación no es una estrategia, sino una obligación para todo aquel que se adentre en el mundo financiero.

Derivado

El hecho de que sea un producto derivado es un factor clave a la hora de entender los CFDs. ¿Qué significa ser un producto derivado? Pues que, al abrir un Contrato por Diferencia sobre, digamos, las acciones de Apple, no se pasa a controlar dichas acciones en propiedad, sino que solo se apuesta sobre su precio. En otras palabras, los productos derivados son los que operan sobre el valor de un activo subyacente.

Este concepto es clave a la hora de entender este tipo de trading, solo basado en los movimientos en los precios en espacios cortos de tiempo.

Capital

A diferencia de lo que ocurre con los productos no derivados, con los CFDs el capital inicial requerido no es el precio de una acción, divisa, criptomoneda, o materia prima. Al contrario, el capital inicial requerido es el “cobro” de un bróker por abrir un Contrato por Diferencia sobre un producto.

El capital inicial en los CFDs no es el valor de un activo financiero, sino el precio y las tasas que un corredor financiero le otorga al hecho de operar sobre dicho valor.

Volatilidad

Si usted quiere beneficiarse operando con CFDs lo mejor que puede hacer es buscar operaciones que le puedan aportar réditos en el corto plazo, ya que, debido a sus grandes tasas intradía, los Contratos por Diferencia no son un producto que se adapte bien a las operaciones de semanas o, incluso, días.

Por ello, los activos perfectos para invertir con CFDs son aquellos que cuentan con una gran volatilidad, ya que pueden ofrecer muchos beneficios en poco tiempo. Por ejemplo, las criptomonedas son un activo con gran volatilidad.

Cobertura

Eso sí, también hay que tener en cuenta que los CFDs tienen otra aplicación: la cobertura. Esto quiere decir que cuando uno posee cierto activo, los CFDs son una opción perfecta si quiere cubrirse sobre posibles pérdidas en un periodo determinado. Pongamos como ejemplo que usted tiene 100 acciones de Apple en cartera y piensa que, la próxima semana, éstas van a sufrir un descenso en su valoración. Lo mejor que puede hacer, entonces, es abrir un CFD, pero en este caso como propietario del activo. Si la operación le sale bien, ¡ganará dinero con un activo que pierde valor!

Resumen
Seis claves para invertir con el producto financiero de moda: los CFDs
Nombre del artículo
Seis claves para invertir con el producto financiero de moda: los CFDs
Descripción
Los Contratos por Diferencia o CFDs, son un producto derivado y over-the-counter (OTC) en el que se opera sobre la diferencia en el precio de un activo.
6enpunto.mx
6enpunto.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.