Frecuencias - Jesús Roldán Acosta
Por: Jesús Roldán Acosta.
(“El silencio por miedo nada resuelve”. Federico Berrueto).
Esa frase me mueve a pensar acerca de lo que se ha estado presentando en México, desde que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llegó a ocupar la silla presidencial en Palacio Nacional.
“Nada debilita más al Estado de derecho y a las instituciones que el hecho de que se promueva y ordene desde el Ejecutivo Federal, que la Ley se desconozca, se incumpla y se deje de aplicar”. (Comisión Nacional de los Derechos Humanos).
Han sido mucho las tribulaciones por las que hemos estado pasando la sociedad mexicana, derivado de los recurrentes errores en los que como suma de los múltiples desaciertos efectuados (hasta la fecha) por parte de la administración federal y el incremento de los mismos, ello ha incidido en la desesperanza de los mexicanos, en tanto que lo único generado por los frecuentes dislates del tabasqueño han provocado incertidumbres generalizadas.
Y han dado forma a escasos niveles de inversiones extranjeras y nacionales, si bien se tienen considerados llevar a cabo 1,600 proyectos durante este sexenio, la verdad es que a lo sumo se echarán a andar 126 de ellos para el 2020, poco más del 92% serían con la participación de capital privado y únicamente un 5% se utilizarían recursos públicos. Todos los proyectos fueron analizados por un reconocido y experto proyectista, que por cierto, colabora desde hace tiempo para Carlos Slim Helú (“piensa mal y acertarás”).
Además de que existe una parálisis de la economía, tenemos serias imposiciones del estado mexicano, como son las de ejercer férreo y mayor control invasivo de los órganos autónomos -Instituto Nacional Electoral (INE), Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI),  Fiscalía General de la República (FGR), CNDH, Comisión Reguladora de Energía (CRE), CODEVAL, CENEVAL, Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos  Personales (INAI), Banco de México (Banxico), Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFE), Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), que surgieron como fuerte contrapeso al Poder Ejecutivo Federal se han visto obstaculizados, al parecer, algunos de ellos estarían destinados al armario del “archivo histórico” por obra y disposición presidencial, con apoyo de las bancadas legislativas de MORENA y de los partidos políticos aliados.
De los organismos autónomos, en seis de ellos, AMLO colocó a personas de su mayor cercanía y confianza, es el caso de: FGR, CNDH, CRE, CNH, CONEVAL y Banxico.
Ese descarado apoyo personal del presidente es con fines de minar a los órganos autónomos, aunado a que aún no existe claro rumbo de hacia adónde se dirigen los destinos de la economía mexicana, ya que el motor de la productividad se sustenta en el motor de los sectores productivos (industrial, de servicios, la construcción), paradójicamente estos dos últimos se encuentran varados, no fluyen inversiones, el desempleo galopante en esos sectores llevan casi un año sin producir; miles de familias que dependen de ellos están sucumbiendo.
Las pocas obras públicas no son licitadas, el 85% de ellas han sido otorgadas de forma discrecional, mediante el proceso denominado “designación directa” (por “amiguismos”, con “moches”, estos no han terminado); únicamente las minucias del restante 15% de obras han sido licitadas a través de Convocatorias públicas.
Es menester señalar también acerca de los recortes criminales impuestos al gasto del sector salud y a la educación pública, de por sí en este ámbito somos un país de reprobados. En cuanto a la salud, existe reducción significativa en medicamentos destinados a enfermos de cáncer, de gente que  padecen de sus riñones y a la brevedad requieren tratamientos de diálisis; el IMSS y el ISSSTE no cuentan con muchos medicamentos, el servicio médico se ha visto mermado para suministrar buena calidad en el servicio, las consultas aumentan, mientras que han cesado a muchos médicos, por no contar con recursos suficientes, ese es el reiterado mensaje institucional en toda la República Mexicana.
Únicamente el sector primario registra leve crecimiento; el estancamiento, derivado de la aguda desaceleracion estaría llevándonos a una temida y grave recesión económica; el mercado en general -apuntan expertos financieros-no presenta señales de vida sana, más bien está convulsionando rápidamente.
Por otra parte, el sector automotriz ha presentado 24 meses de pérdidas acumuladas, podrían agudizarse más, en tanto no se reactive este sector y no se produzcan cierres de plantas en territorio nacional.

En lo que va de la administración actual, se han perdido poco más de 500 mil empleos, es decir, la misma cantidad de familias se han quedado sin ingresos y a la deriva; sumado a que no hay crecimiento económico, se refleja en el eclipse moral de la sociedad; paso previo a la decadencia humana.
Cabe mencionar también que, en tanto no se inicie con la ejecución de importantes y grandes obras de infraestructura física nacionales (con aportación mixta de capitales privados y públicos), será muy difícil se de’pronta recuperación de la economía. Hay contracción de los mercados, actualmente hay demasiada oferta de viviendas, satisfactores, automóviles, pero pocos compradores, además de que el mexicano por lo general no es ahorrativo, cuando cuenta con dinero fresco lo gasta, es dispendioso, al menos eso es signo de los sectores de clase media. Ésta, según datos recientes publicados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de la cual nuestro país forma parte, el sector de clase media mexicana representa el 45%, nivel inferior al promedio de las naciones de ese organismo que es del 61%. De seguir así, este sector de la población estaría en peligro de extinguirse, pasando a niveles de pobreza.
Además de que nuestra nación no crece, se estima que este año cerraremos con un crecimiento del 0.1%, entre otros aspectos, debido a la aguda des-aceleración de la economía, al reajuste en las tasas de interés en la unión americana, ampliación para la firma del Acuerdo Trilateral México-EUA-Canadá (TMEC); tampoco hay certeza en la seguridad ciudadana.
Como bien señalara el colega Federico Berrueto, acerca de  que es mentira que el crimen terminará cuando acabe la desigualdad y la pobreza, ésta la criminaliza el propio presidente de México y que, por el contrario, hay que combatir al delincuente que termina con la vidas humanas. Ya que es función del estado mexicano proteger a los mexicanos, requiriéndose la participación de los tres poderes y que éstos asuman su alta responsabilidad; sin titubeos. !No más, no menos!
¿En verdad hay respuestas claras y efectivas para mejora de la seguridad ciudadana?
 
Lo dudo, mientras AMLO se burla de las “conjuras” de los adversarios, de los “conservadores”, se dice proclive a ser”civilista”; denota ser lo opuesto, ya que el diario encono, venganza y ataques verbales hacia “los otros”, además de estigmatizarlos, les expone al cadalso verbal de muchos. Aunado a la obtusa e insana ansia por aniquilar o destruir a las instituciones legalmente constituidas. Su antigua -que no en desusada frase- de “al diablo con las instituciones” han tomado forma en la realidad presente.
Apunto de cumplirse un año de haber tomado protesta al cargo de presidente de México, López Obrador debe saber que en su administración se han registrado  más de 33,400 homicidios. Su dicho ridículo de “fuchi y guácala” no ha reducido la incidencia delictiva de nuestra nación. Como él es muy dado a desprestigiar de los que le antecedieron y refugiarse en su “muletilla” de que “él tiene otros datos”, le diré que el nivel de la incidencia delictiva de Enero de 2018 a Septiembre de 2019, AMLO se registró un 5.1% más de delitos y homicidios de aquellos efectuados en ese mismo período del mes de Enero de 2017 a Septiembre del 2018, en la postrimería del sexenio de Enrique Peña Nieto; no se diga de los tiempos en que fueron presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón. !Ahí se los dejo!
Esa falta de respeto hace ver a leguas su desprecio moral de todo aquello que no le es de su agrado personal.
¿Porqué el dirigente de la trillada “Cuarta Transformación” se ha encargado de polarizar a la sociedad mexicana? ¿Dónde quedó la parte “mesurada” y la idea del ser humano integral que tiempo atrás el ejecutivo federal nos quiso vender?
Además, uno se pregunta acerca de ¿qué pretende llevar a cabo AMLO con esa seudo actitud “civilista” de su gobierno en contra de los grupos de la delincuencia organizada? En este sentido, sus respuestas simplistas y por demás generalizadas no muestran ningún tipo de compromiso efectivo, tangible,no toma congruentes decisiones que aminoren y contengan el aumento desproporcionado de acciones beligerantes, reflejo de la imparable actividad de los diferentes grupos delincuenciales.
EL pueblo de México está cansado de no encontrar respuesta, en tanto que no disminuye el nivel delictivo a escala nacional. ¿Cómo entonces AMLO enfrentará a ese tipo de delincuencia?
También observamos que las actitudes y reacciones del presidente son impasibles, superficiales, triviales, banales y pusilánimes; no observamos ningún significativo avance en ese campo, por el contrario, el nivel de incertidumbre de la ciudadanía a diario se incrementa, a cada semana, cada mes, en lo que va del presente año.
Uno también se pregunta, respecto ¿a cuál es el significado de la vida en común para el presidente de nuestro país? En el que prevalecen los absurdos antagonismos, que polarizan y nos divide. La población está cansada y harta, espera sentir y creer con certeza la mejora en la calidad de vida en lo individual y en lo colectivo; necesita se le hable con la verdad.
No cabe duda que históricamente las dictaduras se han edificado apoyándose de permanentes mentiras,por lo regular, los dictadores distorsionan los hechos, los desdibuja, desinforman, son deshonestos y minimizan los pésimos efectos de sus erróneas políticas; no admiten sus yerros y además, son intolerantes. Recurren a los “distractores sociales”, como supuestos “golpes de estado”, se manejan con ciertos rasgos de paranoia, son ego maníacos, narcisistas, tienen mentes perversas. Además cuentan con un perfil de obcecado autócrata, intolerante a la crítica, fomenta el encono es dado a la violencia verbal.
En general, en su mayoría, los anteriores elementos se identifican plenamente como una radiografía de la psico-patología de la personalidad del presidente Andrés Manuel López Obrador, eso le encasilla como un mandatario carente de visión; polariza a distintos sectores socio-económicos de la población, no los une en torno a un proyecto con enfoque de nación. Se encuentra a muchos años luz de ser considerado un verdadero estadista.
A la fecha nos ha demostrado ser un presidente incompetente, “por sus obras os conoceréis”.
No alinea una incoherente relación entre todas las generalidades a las que con frecuencia alude, con lo que es verdaderamente importante.
No contamos con claros y efectivos resultados,en cuanto a los avances de la economía, que se refleje invariablemente en la mejoría y calidad de los niveles de vida del mexicano; no ha concretado acciones en contra de la corrupción e impunidad.
AMLO, más que nada es mucho verbo y poco sustantivo.
Por último, que le quede muy presente y claro a que la clase política de nuestra nación que deben abonar constantemente en darle sentido digno a la civilidad, erradicando el paso destructivo, recuperar la esencia y conciencia del ser humano: debemos pensar y actuar a favor del bienestar común y no de unos cuantos grupos sociales.
Por cierto, ¿acaso el presidente Andrés Manuel López Obrador pagó de su bolsillo la friolera suma que oscila entre los 7 y 8 millones de pesos por haber utilizado por más de un día de vuelo de ida-vuelta, utilizando recursos públicos de un Jet Gulf Stream, para uso exclusivo para la Fuerza Aérea Mexicana, así como para liquidar la turbosina, el derecho de carretaje en los aeropuertos de Cochabamba (Bolivia) y en Paraguay, donde hiciera escala técnica para ir a recoger al ex dictador boliviano Evo Morales, que junto con parte de su comitiva personal y que fuera recibido con cierto protocolo parecido a un vigente Jefe de Estado o de Gobierno, esto último aconteció la mañana de este Miércoles 12 de noviembre, en lo que fuera el hangar presidencial de la Ciudad de México y que después de ese acto lo transportaran en un helicóptero “con destino desconocido para asegurarse su privacidad”?
¿O fue el propio Evo Morales quien habría auspiciado su salida e ingreso a tierras mexicanas con el apoyo de su importante caudal de dinero fresco? No olvidemos que mediante mensajes de vídeos difundidos en redes sociales la noche anterior en los que  fueron grabadas a un par de camionetas blindadas que llegaron a un área alterna del aeropuerto de Cochabamba y de ahí ingresaron sendas bolsas repletas, no creo que el contenido de ellas hayan sido de hojas de hojas de coca para consumo personal de Evo y su comitiva, o a lo mejor portaban molcajetes, bolsitas rústicas para venderlas en algunos de los muchos tianguis que dieran vida en época del entonces alcalde priísta Manuel Camacho Solís y que por ese entonces el actual canciller mexicano fuera secretario general de gobierno (igual priísta).
No creo tampoco que Evo Morales venga en calidad migratoria de “refugiado político”, al menos así no vivirá aquí, ya que ese “dirigente social indígena”, el “hermano” como gusta le llamen sus incondicionales y pueblo que le creyó esa patraña de líder populista, que infringió leyes electorales de su país y defraudó la confianza de los bolivianos al hacer “chanchullo” y cometer fraude no sólo en las elecciones de octubre de este año,sino también de hace tres años; hay que mencionar que en Bolivia se pueden reelegir una ocasión, este ex líder cocalero iba por su cuarta vez.
Así o más de dictadorzuelo; no comprendo porqué sus “amigos y hermanos revolucionarios” de Venezuela, Nicolás Maduro y Daniel Ortega Saavedra, en Nicaragua. Ambos no le dieron cobijo; sería por que en esas naciones no tendría la tranquilidad -por las propias incertidumbres internas- de  poder invertir y seguir amasando su personal fortuna, que asciende, según datos de una fuente del Banco del Vaticano, en la “exígua” suma de 325 millones de euros y que le otorgan un importante rendimiento mensual del 5%, esa importante cantidad de dinero está registrada en su cuenta VIP (051-3-0270), no dudo que sean “inversiones” por lavado de dinero o de usufructo de recursos públicos de esa nación.
El Banco del Vaticano es uno de los “Off shore” más importantes del mundo.
Hay otras dos cuentas adicionales, una a nombre del ex vicepresidente Álvaro García Linera, acreditado en la cuenta (001-3-11-841) , por 17 millones de euros y la tercera a nombre de Gabriela Zapata (001-3-16746), por la cantidad de 135 millones de euros y su apoderado legal es el mismo Evo Morales.
En ese teje y maneje se lleva sutilmente por medio de la nunciatura de ese país y sale en valijas diplomáticas que no se pueden violar, mucho menos abrir. Y a!divinen qué! Las personas que viajaron en el Jet Gul Stream de la Fuerza Aérea Mexicana fueron las mismas que le sirven de “tapadera” y de lavado de dinero al ex dictador Evo Morales.
Despertemos ya, nos encontramos en un país que alberga a dos dictadorzuelos, uno llamado Andrés Manuel López Obrador y otro, recién llegado y que hasta hace unos años le espetara al entonces Presidente de México Enrique Peña Nieto que “era un lacayo del imperio estadounidense”.
De esa manera, AMLO imita a quien fuera Presidente, Luis Echeverría Álvarez quien con su afán populista, lo mismo mandó traer a miles de ex guerrilleros del Movimiento uruguayo “Tupac Amaru”, “Montoneros”, argentinos y chilenos, de éstos con el derrocamiento del presidente socialista Salvador Allende Gosens  (septiembre de 1973) y de pretender imitar al también otrora Ejecutivo Federal, el General Lázaro Cárdenas que trajera a miles de españoles que huían de la guerra civil de su nación; esa sí fue una razón y causa humanitaria y no la de este corrupto e ilegal -que fuera hasta hace pocos días presidente- Evo Morales.
Qué desfortuna para el mexicano común.
Nuestras autoridades siguen siendo “candil de la calle y obscuridad de la casa”.
@JROLDANA
¿Porqué no tenemos memoria histórica?

© 2019, 6enpunto.mx. All rights reserved.

Resumen
La ruta de un dictador: el caso de México; por @JROLDANA
Nombre del artículo
La ruta de un dictador: el caso de México; por @JROLDANA
Descripción
En México ¿En verdad hay respuestas claras y efectivas para mejora de la seguridad ciudadana?
Autor
6enpunto.mx
6enpunto.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.