De ese desvergonzado México que aún se niega a comprender

El hijo del Chapo fue liberado y las críticas no se hicieron esperar, los unos sentenciaron la decisión de blandengue e hipócrita, los otros se pusieron incendiarios y señalaron enérgicamente al presidente Andrés Manuel por la aparente negociación con los aliados del Capo, los de este lado -los que leyeron las notas completas y no sólo los titulares- aplaudieron y se solidarizaron con el primer mandatario, con la guardia nacional y con los soldados y, los del otro lado no dejan de pedir la nubosa cabeza de su máximo y democráticamente electo representante -ni modo chatos, aunque les duela- porque claro, lo único que saben al respecto es que AMLO liberó al mentado Chapo jr. -uno de 13- y como consecuencia, únicamente atinan a escupir bituperios y gesricular grotescamente ante una situación que en realidad no alcanzan -porque así lo prefieren desde la comodidad de su conformismo- a comprender.

La realidad es que las fuerzas armadas fueron superadas notoriamente por los criminales, es decir que la mentada guerra contra las instituciones criminales del Tomandante Borolas -léase felipe calderón- fue una real y costosísima falacia, la realidad es que las balaceras y los bloqueos se extendiero por más de cinco horas, la realidad es que no solamente las vidas de quienes juraron defendernos estaban en riesgo, sus familias habían sido amenazadas de muerte de manera presencial, la realidad es que la vieja estrategia de combate a los malosos no es funcional y que debe reevaluarse por enécima ocasión, que no se cuenta con lo que se requiere para resolver este tipo de situaciones y que la corrupción permeó tan profundamente cada rincón del sistema que aparentemente será imposible limpiar la casa adecuadamente.

Pero también nuestra ignorancia -como sociedad y como individuos- fue evidenciada, no discutamos ya sobre si sabemos leer o no noticias y reconocer fuentes fidedignas de falsarias, hablemos por favor de la inutilidad social, de la discapacidad humana que todos, absolutamente todos padecemos, hablemos de la cobardía inequívoca que nos caracteriza -ahora si- ante los ojos del mundo, porque afuera de México, es decir, en el mundo, ese es el tema más relevante, el insultante, inculto, deforme y peligroso modo en el que los mexicanitos han dado la espalda a su primer mandatario incluso, ante una atinada decisión.

¿Quieres que publiquemos un post de tu negocio en nuestro blog?

¿Podría imaginarse el leedor, la leedora a sus parientes siendo amenazados de muerte porque el soldado o el policía de la familia está trabajando como le es exigido y a un presidente ordenando proseguir con la captura sin brindarles el interés adecuado?

Pero los detractores del actual presidente no se detuvieron a pensar en esto, ni siquiera lo alcanzaron a comprender, y no comprenden que el derecho a opinar que brindan en la actualidad los medios digitales no está -simplemente no debería- esta ni remotamente ligada con la negligencia, la ignorancia, la inhumanidad y la irresponsabilidad con que lo ejercen.

Porque Andrés Manuel -si acaso leíste las notas completas bien lo entenderás- simplemente respaldó una decision que fue tomada desde la cúpula más alta de la defensa nacional, considerando el resguardo de aquellos que quedaron desprotegidos ante semejante demostración de poder, mismo que, dicho sea de paso, se debe a la descontolada corrupción fomentada y acrecentada ppr las últimas fallidas, delincuenciales y cobardes administraciones (fox, calderón y peña)

Entonces bien, no se trata de quedarse callado ante aquellas cosas que nos incomodan, que no nos parecen o que nos desagradan, si no, de hacer correcto acopio de la mucha o de la poca inteligencia con que se cuenta, e informarse adecuadamente antes de soltarse a repartir bituperios plagados de obtusidad.

¿cierto?

Desde algún recóndito agujero de una Europa central ofendida por la falta de criterio de aquellos a quienes se me obliga a llamar paisanos.

Antonio Andrade

© 2019, 6enpunto.mx. All rights reserved.

Resumen
De ese desvergonzado México que aún se niega a comprender
Nombre del artículo
De ese desvergonzado México que aún se niega a comprender
Descripción
Unos sentenciaron la decisión de blandengue e hipócrita, los otros se pusieron incendiarios y señalaron enérgicamente al presidente Andrés Manuel
6enpunto.mx
6enpunto.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.